- pop rock venezolano

Vaya al Contenido

Menu Principal:

LOS 007
HISTORIA
DISCOGRAFÍA
Todo comienza un día miércoles de Septiembre del año 65, Jorge Chapellín fue a casa de Benedicto José Galparsoro, antiguos compañeros de clase en el Liceo Cultura de la Urbanización El Bosque en Caracas, él tenia un amigo y se podía formar un grupo con el, tocaba batería y además tenia una batería, dijo Jorge su inquietud, ¿tengo un amigo que quiere formar un grupo, por qué no vamos y hablamos con el en serio?.  Esa misma noche fueron a su casa, gran sorpresa para José, al abrirse la puerta, otro compañero más del mismo Liceo, Manolo Álvarez, se saludaron y después de una conversación muy amena, Manolo, expresó lo que el aspiraba y dijo: QUIERO HACER UN CONJUNTO, UN GRUPO PERO... NO QUIERO HACER UN GRUPO CUALQUIERA, a esas palabras respondieron tanto Jorge como José Benedicto, que eso mismo es lo que ellos deseaban y que estaban totalmente de acuerdo, ensayaron ese mismo día y quedaron en ensayar el sábado siguiente de esa misma semana en casa de Manolo en la calle ciega de la 4ª Av. De Los Palos Grandes de Caracas. Al realizarse el segundo ensayo, se dieron cuenta que había madera y que en realidad podían desarrollar el grupo musical, en ese punto comienza a nacer esta historia. La influencia y modelo que tomaron ellos, fue principalmente del grupo Británico Los Beatles. Semana tras semana, ensayo tras ensayo se apreciaba la calidad, personalidad musical y sonido propio de ellos.
Un día de ensayo, Benedicto llevo a su amigo Constantino Bertomis, él tocaba el bajo, Constantino tenia gran calidad tanto como persona, como bajista, el conjunto casi estaba listo, seguían ensayando, y Benedicto llevó a otro muchacho que conoció en el trabajo de su padre, a, Javier Atance, el cual y que en paz descanse, el amigo más fiel que tuvo Benedicto en su vida. Se trataba de un hombre clase aparte, todas sus actitudes en el grupo fueron de una nobleza y una moralidad ejemplar, Javier entró en el conjunto como segunda guitarra, de esta manera formaron un conjunto completo, estaban muy acoplados y ya tenían un estilo propio y un repertorio distinto a todos los grupos de la época, de esos tan contestatarios, decisivos y polémicos años sesenta.
Empezaron a tocar en casa de amigos y en fiestas, allí fue cuando se iniciaron los problemas, pues a Constantino el papá no le permitía que llegara tarde de noche con todas las implicaciones del caso. Se retiro del grupo, así se presentó el GRAN PROBLEMA!. Después de lo que se había logrado, la salida de este amigo resultó un golpe bajo, pues pasó como un mes sin que se pudiera sustituir ni tocar.  Al faltar el bajo, faltaba todo; no se encontraba bajista por ningún lado, fue horrible probaron a casi treinta personas y ninguno sirvió.
Un día fue a casa de Benedicto, un conocido de la Urbanización El Bosque: Guillermo Berincua, él no tocaba bajo, pero si tocaba guitarra, y además tenía su propia guitarra, tomaron entre todos una decisión trascendental; Guillermo entraría en el conjunto tocando segunda guitarra y Javier tocaría el bajo.
Jorge y Benedicto, salieron a comprar un bajo Hoffner y un amplificador para Javier, pero él se negó rotundamente, se puso furioso y se fue muy molesto. Mientras ensayaban con la nueva alineación, una noche un mes después, en la casa de Jorge, llegó Javier, sin decir una sola palabra y con cara de molesto, poco a poco se fue acercando al bajo hasta que lo tomó en sus manos y comenzó a tocar; lo hacia muy bien, al poco tiempo le dijo a Benedicto que le gustaba más el bajo que la guitarra  le dio las gracias por el cambio obligado pues era el instrumento más bonito que el había tocado en su vida.
Para Enero de 1966, comenzó lo definitivo para Los  007, la alineación original, el conjunto completo, ensayaban en casa de Benedicto, en su cuarto de 3 por 4 metros, también en casa de Jorge, en el estacionamiento y los fines de semana en casa de Manolo, con los equipos completos hacían un escándalo tremendo, no saben como no los botaron de todos los sitios.
Todavía no tenían nombre. En los ensayos comían pan con mantequilla y azúcar, tomaban Toddy. Pasaron varios meses, y una tarde Manolo llegó a casa de Benedicto con el cuero del bombo, donde había pintado el nombre, él contó que tuvo un momento de inspiración, estaba al mediodía en el baño de su casa, leyendo el periódico y vio en la página central, a dos páginas completas el anuncio de la película Thunderbolt de James Bond: El Agente , le pareció un excelente nombre para la agrupación y de allí en adelante se autodeterminaron Los 007 . Era un nombre con fuerza, con personalidad, distinto y polémico.
En Noviembre el grupo tenía calidad y por eso el papá de Manolo, el Sr. Oscar Álvarez Delemos, el cual era Gerente General de Radio Caracas Radio, les consiguió un pequeño estudio para ver como sonaban en radio, ese día grabaron una canción que interpretaba el grupo musical de Venezuela Los Claners: Hoy lo supe, con esa canción, en esa misma emisora, compitieron en la tarde nada más y nada menos que con los mismos Claners y adivinen qué?, les ganaron, el público prefirió a Los 007 . La felicidad los embargo, no sabían que hacer ni decir, brincaban de la emoción, a raíz de eso y por conversaciones del Sr. Álvarez con Eduardo Morel, locutor de la misma emisora, cuadraron ir un día a una fiesta en casa de Mariela Capriles, era su cumpleaños y como regalo realizaron un espectáculo musical, esa noche los vio, Eduardo Morel, los felicitó, le gustó mucho la canción: ELLA ES UN AMOR. Les preguntó que si él conseguía un estudio podrían tocar igual que como lo hicieron ese día, entonces la tocaron tres veces más para demostrarle que su música no era improvisada.
Quedó muy impresionado con ellos, a los días, los llamo Eduardo Morel, de Radio Caracas y les pidió que fueran, pues tenía una canción que le había llegado de México, de un cantante llamado Polo, era EL ULTIMO BESO, pero en una versión orquestada, nada moderna para aquella época. Benedicto la sacó en la guitarra, hizo un arreglo para el estilo del conjunto, y esa misma noche la montaron entre todos, dándole el sonido del grupo y tocándola a la perfección, el día jueves, 29 de Septiembre de 1966, a las 9 de la noche grabaron en el antiguo estudio de dos canales de la Discoteca (Sonus), el técnico Don Julio Anides, se encargó de la grabación, grabaron dos canciones, ELLA ES UN AMOR y EL ULTIMO BESO, Julio hizo una copia en cinta y Eduardo Morel la incluyó en el programa de la tarde de Radio Caracas que se transmitió el día siguiente Viernes.
Ese mismo día Los 007  quedaron en primer lugar en su programa El Traga Diez de los Exitos, de Eduardo Morel y al día siguiente Sábado 1 de Octubre de 1966, en el programa del Hit Parade de Clemente Vargas Jr., quedaron en ya en tercer lugar. A partir de esa semana fueron veinte (20) semanas consecutivas en primer lugar del Hit Parade de Venezuela. El contrato con la casa disquera fue inminente. El grupo comenzó a grabar el primer LP y empezaron a llover los contratos y las llamadas telefónicas, todo el mundo los querían en su programa.
 
Los 007  fueron la revelación del año, también los nominaron para el Guaicaipuro de Oro.
Los locutores de radio de la época decían que eran el único conjunto que tenían licencia de matar... matar chicas, pero las mataban con música, amor y cariño, fue algo inolvidable, increíble y si volvieran a nacer creen todos que lo harían exactamente; igual que en esa época.
 
Los 007  vendieron más de setenta y cinco mil discos, que para esa época, en Venezuela era un récord y de esta manera sobrepasaron el récord que tenía el maestro Billo Frometa, con una salida de cuarenta mil discos, para aquella época. Cabe destacar que siempre el grupo tuvo más apoyo de las emisoras de radio que de las plantas televisoras, pues éstos querían ponerlos a tocar gratis en sus programas. El debut en televisión fue en El Club del Clan, en el canal 8, en el programa que dirigían los hermanos José y Richard Hernández. Posteriormente firmaron contrato exclusivo con Renny Ottolina en Radio Caracas Televisión, de Bárcenas a Río. Comenzaron las giras por todo el País y el Exterior, cuentan como anécdota, que en las Antillas Holandesas, específicamente en Curazao, al llegar el avión a tierra vieron una multitud en la pista, los muchachos pensaron que en el mismo avión venía algún pasajero importante, no relacionaron que tuviera que ver con ellos, hasta que la gente se abalanzo hacia ellos y leyeron las pancartas. Se formó el desconcierto, la policía de la Isla tomó las medidas necesarias y los llevó fuertemente custodiados a un lugar seguro dentro del aeropuerto.
En enero de 1967 se termina de grabar el segundo LP con las canciones DETEN LA NOCHE, PALABRAS DE AMOR, SOPLANDO EN EL VIENTO, todas estas también estuvieron en primer lugar del Hit Parade.
 
Ese mismo año y al finalizar la grabación de la última canción del segundo LP, el grupo se disuelve. Cada uno pensaba por su lado, cada uno tenía ideas propias, intereses distintos, necesidades diversas. Todas, empresas muy loables en términos personales, pero como agrupación famosa, con nombre y el prestigio que tenían la desintegración no paró. El golpe fue mortal y tenia adicionalmente un toque legal pues tenían firmado, un año adelantado de contratos y eso no era juego, estaba por delante el nombre del grupo.
Se retiran Manolo, Javier y Jorge en este orden del grupo, Guillermo y Benedicto decidieron cumplir con los contratos que el grupo tenía firmados, pues el único mayor de edad para la época en el grupo era Guillermo y el tenía una responsabilidad encima. Los dos buscaron tres personas nuevas para que entraron en el grupo: Oswaldo De La Rosa, como bajista; Germán Suárez, como baterista y Manolo Reyes, como cantante.
Con ellos se grabó el tercer LP y tocaron un año entero con esta alineación, pero por supuesto el sonido del grupo cambió notablemente, sobre todo la parte vocal del grupo, pues la voz de Jorge tenía y tiene un timbre muy especial. En general la magia se acabó y al finalizar los compromisos firmados, después de un accidente que tuvo Benedicto en Maracay, el grupo se disolvió nuevamente, y así se separaron definitivamente.
 
Por otro lado y en ese interín, Jorge Chapellín, grabó un LP como solista, por motivos contractuales, este disco no cumplió las expectativas esperadas y no pasó absolutamente nada.
Manolo por su parte continuó tocando batería con diversos grupos como Los Memphis, Los Darts, que ya no eran ni la sombra de los originales, el grupo lo formaban: Simón Urbina, Víctor Gámez, Augusto De Lima y Manolo Álvarez. La calidad musical de ellos era buena pero no tenían la magia de los Darts originales, además incursionaron con música pesada que nadie entendió. Este grupo se disolvió en menos de un año, sin pena ni gloria. Cada uno de los integrantes originales del grupo se realizó profesionalmente en distintas áreas.
 
En el año de 1970, el grupo musical Los 007, con una alineación totalmente distinta, sorprende a los medios radiales con un disco sencillo producido y compuesto por Rudy Márquez, ex-cantante de Los Impala. El nuevo grupo estaba integrado así: Benedicto Galparsoro en la guitarra, Eddy Gugliotta guitarra, Costantino Bertomis en el bajo y Manolo Álvarez en la batería, lanzaron SOY UN HOMBRE FELIZ y LA FLOR, pero esto no pasó de ser un experimento y como tal, terminó.
Meses después de ese mismo año vuelven a sonar nuevamente  en  la  radio  Los 007, ahora el grupo lo formaban: Benedicto Galparsoro en la primera guitarra, Guillermo Berincua guitarra rítmica, Oswaldo de La Rosa en el bajo, Frank Rojas en la batería y de vocalista Andrés Trigo, este fue un cantante que nació en El Club del Clan, en el Canal 8, de mucha calidad, lanzaron la canción PARCHES, que se grabó con el sello Velvet, sonó mucho en la radio ese año y después de una gira por todo el país, no pasó nada y el grupo se desintegra.
 
El año 1979, Javier Atance, el Bajista del grupo fallece de un derrame cerebral.
Casado y con un hijo cercano a nacer, causa en todos un dolor muy grande. Nos cuenta Benedicto, que era un amigo insustituible, de una calidad humana, indescriptible.  “Javier”, dice Benedicto reflexionando, fue el integrante que más estuvo en contacto con él, y cuenta un anécdota de Javier, “en el primer viaje del grupo a la Isla de Curazao, la agencia de viajes pidió los pasaportes de todos; en la tarde recibieron una llamada de teléfono de la encargada de la agencia pidiendo que el grupo fuera a la misma, pues un integrante tenia problemas en la Diex, (Oficina de Identificación y Extranjería) y no podía salir del país, todos nos miramos y al primero que le preguntaron que hiciste fue a mi, el segundo a mirar fue a Jorge y el tercero fue a Manolo, ninguno tenia ni idea, pero fueron a la agencia y gran sorpresa! El problema lo tenia Javier, el santo del y más inocente del conjunto.  La cara de él fue un poema.  Pues un día le pidieron la identificación en Sabana Grande, (una calle de Caracas), la tenia rota y lavada, casi ilegible, los policías le pusieron una prohibición de salida del país y él ni lo sabia.  Ese era Javier, la inocencia en pasta y lamentablemente se nos fue”. Después de esto se reunieron todos en casa de Jorge en dos oportunidades, una en Valle Arriba en Caracas y otra en Maracay, pero paso el tiempo y por las ocupaciones de cada uno, no se vieron más.
El Sábado 4 de Septiembre de 1993; veintiocho años después en el mismo mes, (cosa que nos resulta cabalístico para nuestra suerte), Jorge Chapellín y Benedicto Galparsoro se encuentran en el Hotel Tamanaco en la celebración de los 50 años de fundación del Liceo Cultura de Caracas, donde se conocieron en la juventud, esa noche conversando del retorno de Los Impala, decidieron tener una reunión con los amigos del grupo, Jorge por su lado llamo a Manolo y Benedicto casualmente se encontró con Guillermo en la calle, a la semana siguiente, se reunieron en casa de Benedicto, en los Palos Grandes, exactamente a una calle de la primera reunión en los años 60, eso era cabalístico, esa noche deciden reunirse y ensayar para nuevamente entrar en la palestra, pues había magia, la magia de los 60. Ese mismo día, se les presentaba un problema, la desaparición física de Javier, debían llenar la plaza que él dejo, fue muy difícil. Luego de una gran deliberación quedaron en consultarle a Richard Aumaitre, el exbajista de Los Darts, pues este no tocaba ya, en ningún grupo y era contemporáneo con ellos, quedaron en llamarlo y al hacerlo este muy entusiasmado acepto rápidamente.
 
El primer ensayo lo llevan a cabo a la semana siguiente en casa de Benedicto, este ya se compro una guitarra, toda la noche la pasaron tratando de acordarse de las canciones, letras y acordes musicales, comenzaron a tocar en un local de ensayos ubicado en la misma urbanización, esos primeros ensayos fueron una cosa increíble, poniéndose de acuerdo, inclusive en que cuerdas en las guitarras, usaban en los 60. Poco a poco fueron encontrándose musicalmente y acoplándose como en los sesenta, en ese ínterin se incorpora al grupo Claudio Gamez, extecladista de Los Darts, en el mes de Enero la agrupación va cuajando nuevamente y el grupo ya cuenta con el sonido original de los sesenta. El mes de Marzo de 1994 los llaman de Maracaibo, (ciudad petrolera en el Occidente de Venezuela), en ella se realizaría “UN CONCIERTO PARA LA HISTORIA”, en el, tocan Los Impalas, Los Buitres, Carlos Morean (2º. Guitarra de los Darts) y sus viejos amigos, Ana Lucia, una cantante local y la reaparición de Los 007.
 
El día viernes 29 de Abril de 1994, fue “UN CONCIERTO PARA LA HISTORIA”, en esta reaparición el conjunto luce la siguiente alineación: Como Vocalista Jorge Chapellin Bello, Guitarra: Benedicto Galparsoro M., Guitarra Ritmica: Guillermo Berincua,  Batería y percusión: Manolo Álvarez S., Bajo: Richard Aumaitre y en el teclado: Claudio Gamez, el concierto fue un éxito, el diario la Columna de Maracaibo, el día martes 3 de Mayo de 1994, comenta textualmente:
 
LOS 007... IGUALITOS
Aunque un poco avanzados de edad, Los 007 fue una de las agrupaciones que más se acercaron a los tiempos originales, vestidos todos con pantalones blancos y camisas a rayas, interpretando sus temas éxitos. Lo que más impresionó fue la voz de Jorge Chapellin Bello, quien en 30 años no ha perdido nada de sus atributos, opinión que fue compartida por todos los presentes.
 
Después de esta presentación, con el empuje y entusiasmo que esta les dio, comenzó de nuevo la locura por Los 007, todo comenzó igualito a los años 60, la magia continua, el grupo mantiene vigente el control del escenario todo lo que el gran público gustaba en esa década continua igual, empiezan las presentaciones en los principales Hoteles capitalinos y en cada presentación dan muestras de su superación día a día.
Después de cientos de presentaciones por todo el país e incluso un viaje a la Isla vecina de Aruba llega una disyuntiva, pues Guillermo se retira del grupo, quedando comprometidos todos con la responsabilidad de continuar tocando sin que se notase la desaparición de un instrumento, no tardaron en asimilar el reto y en quince días tuvieron una nueva aparición en el Hotel Eeurobuilding de Caracas, en donde dejaron por sentado la calidad artístico musical del grupo.
 
Meses después llega un nuevo reto, pues Claudio Gamez, el tecladísta va a Brasil por la operación de su hijo y se queda definitivamente en ese país.
Este no se podía dejar sin sustituir pues ya el grupo tenia una personalidad y un sonido de los 90 sin perder la esencia e ingenuidad de los 60, necesitaban un nuevo tecladista.
Desde su reaparición en Maracaibo, el grupo tenia sus rodies o ayudantes de tarima, uno de ellos es Mario Díaz, el, aparte de ser nuestro rodie tenia un grupo musical con su hermano y el hijo de Richard, ellos eran: Srgt. Pimienta.  En la actualidad los Ridies son tres Jorge Julio Chapellin, Gustavo Galparsoro E. y Jairo Medina, ellos son en el mismo orden, el hijo de Jorge Chapellin, el hijo de Benedicto Galparsoro y un amigo de ambos, para nosotros son los ángeles de Charlie.
Mario es un excelente tecladista con una experiencia y calidad musical, fuera de lo común, para su corta edad; una de las cualidades más resaltantes de él, es su responsabilidad, después de una audición a la cual fue con un nerviosismo tremendo, además de hostigarlo diciéndole que tenia el teclado desafinado, cosa imposible, el muchacho dio la talla y la dio de una manera extraordinaria incorporándose al grupo de una forma total, hoy por hoy, es un integrante más del grupo.
En esta nueva etapa del grupo, están muy entusiasmados pues la calidad musical aumenta en cada presentación, dicen que en 1997, de nuevo están como nunca al día musicalmente a este punto se presenta un nuevo reto.  Se retira Richard Aumaitre, este último golpe, (cuenta Benedicto), nos dejo totalmente fuera de todo, fue muy difícil, tuvimos que pensar mucho y en un ensayo sin bajista Benedicto les propuso a los compañeros si les parecía llamar a una persona que conociese al grupo y sin ensayos pudiera tocar inmediatamente, ese era Oswaldo De La Rosa, en los siguientes ensayos se dedicaron a repasar el repertorio con la nueva alineación, un año después, este también es sustituido.
El grupo toma la decisión de llamar ese momento a José Manuel Arria, más conocido como CHEMA, ahora el grupo suena muchísimo más sesentero que nunca pues Chema, fue el bajista original de los Claners en los años sesenta y este le da un sonido al grupo sumamente extraordinario por su calidad musical.
 
Los 007 en una alineación extraordinaria: JORGE CHAPELLIN, Vocalista con una voz extraordinaria y de gran afinación. BENEDICTO JOSE GALPARSORO, en la guitarra con esa simplicidad y ese sabor tan sesentero.  MANOLO ALVAREZ, en la batería y percusión con su extraordinario ritmo y sonoridad. Mario Díaz, en los teclados de gran calidad y sonido y JOSE MANUEL ARRIA, en el bajo con ese peso específico en el instrumento, suenan mejor que nunca, por supuesto y unido a lo anterior, gracias al extraordinario sonido de su ingeniero de sonido, Juan Varela, sus equipos y el en persona que tiene el toque de sonido clasico del grupo.
 

Los 007  con su nueva imagen y alineación cautivan a todo el público con sus canciones románticas y el rock como en los años sesenta. La gente vuelve a escucharlos en las emisoras de radio, la televisión y en conciertos, sus viejos éxitos y sus nuevas canciones, que como siempre harán llegar con gran entusiasmo y calidad al público que los aclamó ayer, y a los jóvenes y adultos que los reconocen, los aclaman y los siguen hoy.
 
Integrantes de Los 007
Cantante: Jorge Chapellín B.
Guitarra: Benedicto J. Galparsoro M.
Batería: Manolo Álvarez S. (fallecido el 23/07/2014)
Teclados: Mario Díaz
Bajo: José Manuel Arria

FUENTE: Jorge Chapellín
1966 El Ultimo Beso (Sonus)
El ultimo beso
Y tu no quieres
Operación Gemini
Carmen
Cherry Cherry
Renacerá
Tus ojitos pardos
Ella es un amor
Operación Trueno
Tu me dijiste adiós
Sorbito de champagne
Palabra de amor
1967 Vuelven los 007 (Sonus)
Soplando en el viento
Falta amor
Detén la noche
No quiero verte mas
Besos de azúcar
En mi vida
La justicia del amor (D.R.)
Dr. Robert
No tiene que ser así
Mi princesa
Esta vez ya no
La Catedral de Winchester
1967 Su Nuevo Estilo (Sonus)
Mucho Esperé
Llegaste Tú
Te Doy Mi Amor
La Ví Otra Vez
Nieblas
Si Algún Día La Ves
Voy A Extrañarla
El Primer Beso
Juego De Llorar
Lágrimas Solitarias
No Puedo Esperarte (más Nena)
Mi Chica Mala
1992 Grandes Éxitos (Top Hits)
El último beso
Soplando el viento
Ella es un amor
Tus ojitos pardos
En mi vida
Lejos de aquí
Detén la noche
Soy un creyente
Mi princesa
Soy un hombre feliz
Tu me dijiste adiós
Renacerá
Temas no contenidos en LPs
Un hombre feliz
Lejos de aquí
Parches
Por ti
Siempre he sido bueno (¿continuación de El último beso?)
Solamente un hombre
Veramente un huomo (versión italiana de la anterior)
Soy creyente
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal